Despiden a médico cristiano por negarse identicar a pacientes transgénero con pronombres elegidos

“No estoy atacando el movimiento transgénero. Pero estoy defendiendo mi derecho a la libertad de expresión y la libertad de creencia”, explicó Mackereth.

El gobierno británico le dijo a un médico cristiano que ya no será empleado del Servicio Nacional de Salud, donde trabajó durante 26 años, porque no identifica a los pacientes transgénero con sus pronombres elegidos.

David Mackereth le dijo a The Sunday Telegraph que no se desempeñará como asesor de discapacidad del Departamento de Trabajo y Pensiones debido a su creencia, basada en su fe y su profesión, de que el género se determina al nacer, en lugar de ser algo que se puede elegir.

“No estoy atacando el movimiento transgénero. Pero estoy defendiendo mi derecho a la libertad de expresión y la libertad de creencia“, explicó Mackereth. “No creo que deba obligarme a usar un pronombre específico. No pretendo molestar a nadie. Pero si molestar a alguien puede llevar a que los médicos sean despedidos, como sociedad tenemos que examinar hacia dónde vamos”.

Mackereth, quien es un bautista reformado, reveló que se sometió a un curso de capacitación en mayo para el papel DWP, pero se le dijo que debe referirse a los pacientes como el género con el que se identifican.

También le dijeron que el género es “fluido”.

“Dije que tenía un problema con esto. Creo que el género está definido por la biología y la genética. Y que como cristiano, la Biblia nos enseña que Dios hizo a los humanos masculinos o femeninos. Pude haber mantenido la boca cerrada en el momento adecuado para plantearlo”, afirmó.

“El tutor me llevó aparte y me dijo que había pasado mis comentarios por la cadena al DWP”. Advanced Personnel Management, la agencia que lo habría contratado para el DWP, dijo en un correo electrónico que la posición de Mackereth sobre el género “podría considerarse como un acoso tal como se define en la Ley de Igualdad de 2010“.

El médico explicó que no puede cambiar sus creencias y seguir las demandas, lo que llevó a que se cancelara su contrato.

“En primer lugar, no se nos permite decir lo que creemos. En segundo lugar, como muestra mi caso, no se nos permite pensar en lo que creemos. Finalmente, no se nos permite defender lo que creemos”, afirmó Mackereth.

 

Fuente: noticiacristiana.com

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author