Escocia primer país en exigir que escuelas enseñen LGBT

Los críticos temen que el nuevo mandato aísle a los estudiantes cristianos

Escocia se ha convertido en el primer país del mundo en exigir que las escuelas públicas de todo el país agreguen la historia y la inclusión LGBT a sus planes de estudio. El viceprimer ministro John Swinney le dijo al parlamento que el gobierno escocés ordenará a todas las escuelas estatales que “enseñen la igualdad y la inclusión LGBTI” a diferentes grupos de edad en diferentes materias.

Según Swinney, el gobierno escocés ha aceptado las 33 recomendaciones de su Grupo de Trabajo de Educación Inclusiva LGBT, que fue creado para “mejorar la experiencia de aprendizaje para los jóvenes LGBT”.

El gobierno comenzará a trabajar de inmediato para implementar las recomendaciones. Según un comunicado de prensa, el mandato de la escuela está diseñado para ayudar a Escocia a “liderar el camino en la educación inclusiva”.

Como resultado, las escuelas deben enseñar acerca de la terminología y las identidades LGBT, los prejuicios contra la comunidad LGBT, promover la “conciencia de la historia de las igualidades y movimientos de LGBT” y abordar la homofobia, la bifobia y la transfobia.

“Escocia ya está considerada como uno de los países más progresistas de Europa para la igualdad LGBTI”, dijo Swinney en un comunicado. “Me complace anunciar que seremos el primer país del mundo en tener una educación inclusiva LGBT integrada en el currículo”.

Simon Calvert, el subdirector del grupo de defensa conservador Christian Institute, respondió a la noticia diciendo que los padres “no quieren tener agendas políticas controvertidas en todo el currículo”.

“Hay una diversidad de creencias sobre temas LGBT en Escocia”, dijo en un comunicado. “El enfoque adoptado por el gobierno escocés supone que solo hay una opinión aceptable”.

Calvert teme que los niños de familias que no “se suscriban” a la opinión sancionada por el estado se “sentirán aislados en sus escuelas”.

“Los activistas LGBT a menudo son muy intolerantes con los puntos de vista religiosos tradicionales y las personas que los sostienen”, explicó Calvert. “Ya hay un gran énfasis en los problemas de LGBT en las escuelas. Tal vez tiempo y dinero se inviertan mejor en tratar de mejorar la educación para todos, en lugar de promover la política LGBT”.

Escocia está a solo 18 años de la derogación de una ley que prohibió a las escuelas “promover la aceptabilidad de la homosexualidad”. Escocia despenalizó la homosexualidad en 1981. Como señala The Washington Post los legisladores escoceses se movieron en junio para perdonar a los hombres que anteriormente estaban acusados de participar en actos homosexuales.

Hablando sobre los nuevos cambios en el plan de estudios de educación pública, Swinney agregó que el sistema educativo debe “apoyar a todos para alcanzar su máximo potencial”.

Entre las recomendaciones aceptadas está el desarrollo de una “guía nacional” que establece las expectativas con respecto a la educación LGBT “y señala a los maestros de cualquier escuela en Escocia para que apoyen los recursos”. La recomendación exige el uso de recursos como“cortometrajes y exhibiciones”.

El grupo afirmó en un informe de investigación de 2016 que el 90 por ciento de las personas LGBT han experimentado algún tipo de homofobia, bifobia o transfobia en la escuela. El informe también indicó que el 27 por ciento de las personas LGBT han intentado suicidarse como resultado de la intimidación.

Fuente: Noticiacristiana

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author