Justicia condena a multitiendas de Arica a indemnizar a clientes.

Además, las empresas involucradas debieron pagar multas por infringir la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores.

Luego de que la Dirección Regional del Sernac iniciara una serie de denuncias en contra de Johnson y Abcdin, por haber infringido la Ley de Protección de los Derechos del Consumidor (LPC), la justicia ariqueña condenó a ambas multitiendas a indemnizar a los consumidores afectados con dicha situación.

La primera de las sentencias condenatorias fue pronunciada por el Primer Juzgado de Policía Local de Arica en contra de Cencosud Retail S.A., debido a que la tienda Johnson no diera respuesta a uno de sus clientes, quien habría comprado un juego de living por un valor de $349.995 y que, al momento de ser instalado, una de sus patas se encontraba quebrada.

Cuando decidió reclamar por lo sucedido, la empresa no le entregó ninguna respuesta, por lo que el afectado interpuso el reclamo correspondiente en Sernac Arica, organismo que se encargó de llevar adelante la denuncia.

Fue así que tras las indagatorias del hecho, el Primer Juzgado de Policía Local de Arica condenó a la empresa Cencosud Retail. S.A. al pago de una indemnización de $456.284 al consumidor.

Además, se le aplicó una multa de 10 U.T.M. por infringir el derecho a entregar un servicio de calidad y causarle menoscabo al afectado, principios establecidos en la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC).

Compra por Internet

La segunda denuncia interpuesta se realizó en contra de Abcdin, también por el Sernac Arica, luego de que un consumidor comprara a través de www.abcdin.cl una consola de videojuegos para su hijo por un total de $259.980.

El equipo electrónico debía ser despachado a su hogar el 27 de diciembre de 2016, sin embargo esto no ocurrió. En vez de ello, y tras reclamar lo ocurrido, la empresa le informó que el producto ya había sido enviado y que se encontraría en ruta.

Luego de percatarse de que efectivamente el videojuego no arribó a su domicilio, volvió a llamar a la tienda, instancia en la que se le comunicó respecto de un problema con el envío, ofreciéndole una nueva fecha de despacho, la cual tampoco se concretó.

Posteriormente, le ofrecieron el cambio por un producto distinto, lo cual fue aceptado por el consumidor, pero, al recibirlo, el envoltorio venía abierto, por lo que rechazó la compra. Sumado a todo lo anterior, el afectado se percató tiempo después que la empresa, en forma unilateral, anuló la compra.

Frente a esta situación, el consumidor interpuso el reclamo ante la Dirección Regional del Sernac, el cual al no obtener una propuesta satisfactoria, interpuso la denuncia ante el Tercer Juzgado de Policía Local.

Luego de conocer los antecedentes, el juez determinó que Abcdin infringió la LPC al no entregar un servicio de calidad, condenando a la empresa al pago de una indemnización de $501.584 para el afectado, además de aplicarle una multa de 5 U.T.M.

Derechos del consumidor

Luego de conocerse las respectivas condenas, la directora regional del Sernac de Arica y Parinacota, Rosa Cortez, explicó que “estos fallos confirman que las empresas tienen que ser profesionales y cumplir con cada una de las condiciones ofrecidas a los consumidores”.

Por su parte, los consumidores tienen derecho a recibir información veraz y oportuna sobre las características relevantes de los productos, a que se respeten las condiciones ofrecidas y a exigir las indemnizaciones en caso de incumplimientos.

La autoridad regional recalcó “que en caso que un consumidor compre un producto que salga defectuoso o no sea apto para el uso normal, la ley da la posibilidad de poder elegir entre tres alternativas: la devolución del dinero, el cambio o la reparación del producto, durante los tres primeros meses desde la fecha de recepción del producto”.

En caso de compras por Internet, Cortez agregó que los consumidores tienen los mismos derechos que si realizan una compra presencial: esto es, a que se le informe el precio y se respete, a que se cumpla lo ofrecido, a la garantía legal bajo los mismos términos que si fuera una compra en tienda, y por último, a que la empresa responda en caso de problemas.

Fuente: El Morrocotudo

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author