Confía en Dios un día a la vez.

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho […] Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.” (Filipenses 4:6, 8b NTV).

Dios quiere que confíes en Él un día a la vez: “Danos hoy nuestro pan de cada día”. No de la próxima semana. No del próximo año. No del próximo mes. Solo un día a la vez.

Filipenses 4:6 y 8 nos muestran que hay cuatro cosas que necesitas hacer para confiar diariamente en Dios:“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho . . . Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza”(NTV).

1. No te preocupes por nada.
¿Por qué la preocupación es tan importante? Porque no es solo un mal hábito. ¡Es un pecado! Pero Dios cumple sus promesas, y puedes confiar en que Él tendrá cuidado de ti.“Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.” (Mateo 6:34 NTV).

2. Ora por todo.
La oración puede cambiar las cosas. Romanos 8:32 dice,“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?” (NVI) Dios resolvió tu problema más grande — entrar al Cielo — cuando envió a Jesús a morir por ti. Si Dios te amó lo suficiente para enviar a Jesús a morir por ti, ¿no piensas que te ama lo suficiente para encargarse de todos los demás problemas?

3. Agradece a Dios en todas las cosas.
Sin importar lo que pase, da gracias. La Biblia no dice, “Por todas las cosasda gracias.” Dice, “En todas las cosas da gracias.” No tienes que estar agradecido por las cosas malas en tu vida. Nunca deberías estar agradecido por el mal. No tienes que estar agradecido por el cáncer o un accidente de auto o la guerra o el abuso. Pero Dios dice en todo den gracias. ¿Por qué? Porque sabes que Dios va a cuidar de ti. Sabes que va a suplir tus necesidades. Sabes que te va a ayudar.

4. Piensa en las cosas correctas.
Dios nos da una lista de cosas en que pensar, cosas que son verdaderas, honorables, justas, puras, bellas, admirables, excelentes, y dignas de alabanza.

¿Dónde encuentras cosas puras y bellas en que pensar? ¿En las películas? No lo creo. ¿En la TV? No. Solo encontrarás pensamientos puros, bellos y honorables en la Palabra  de Dios. Léela, estúdiala, memorízala, y llena tu mente con ella. Isaías 26:3 dice:

“¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentranen ti sus pensamientos!”(NTV)

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Crees que la oración puede cambiar las cosas? ¿Por qué si o por qué no?
  • ¿A dónde van tus pensamientos frecuentemente? ¿A cosas que son verdaderas, honorable, justas, puras, bellas, admirables, excelentes, y dignas de alabanza?
  • ¿En qué situación necesitas agradecer a Dios hoy?

 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author