Dios está esperando que tú le pidas.

“Si ustedes … saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!”(Mateo 7:11 NVI)

Dios es la fuente de todo. Todo lo que ves en el mundo y todo lo que no se puede ver en el mundo y en el universo, lo hizo Dios. Él es la fuente de todo lo bueno en el universo.

Mientras dependes de Dios como tú fuente de todo, hay cuatro verdades que necesitas recordar.

  • En primer lugar, todo es un regalo de Dios. Nada de lo que tienes, tienes porque lo has ganado. Es todo un don de la gracia de Dios. Si Dios no quería dártelo, no lo tendrías.

La Biblia nos dice en Santiago 1:17,”Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios”(NTV). Es por eso que la oración del Padre Nuestro en esta tercera frase comienza con la palabra “dar”. “Danos hoy nuestro pan de cada día.” ¿Por qué? Debido a que es un regalo. No se puede ganar.

  • En segundo lugar, no hay nada que necesites que Dios no pueda proporcionarte. No sabes lo que vas a necesitar el resto de este año. Pero sea lo que sea, Dios tiene el poder para suministrarlo.

La Biblia dice esto en Filipenses 4:19,”…mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús”(NVI). Recursos gloriosos significa tan lujoso como sólo Dios puede prodigar. Dios tiene recursos ilimitados.

  • En tercer lugar, Dios quiere darle todo lo que necesitas. Mateo 7:11 dice:”…Si ustedes… saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!”(Mateo 7:11 NVI) Dios quiere satisfacer tu necesidad.

Y, he aquí la cuarta cosa: Él está esperando por ti.

Si tienes necesidades en tu vida que no se están cumpliendo, no es culpa de Dios. Tú no estás esperando en Dios. ¡Estás esperando en ti! El problema no es que Dios no quiere satisfacer tu necesidad; el problema es que nunca se lo pides. Santiago 4:2 dice:”…no tienen lo que desean porque no se lo piden a Dios”(NTV).

Reflexiona sobre esto:

  • ¿A quién estás buscando para satisfacer tus necesidades?
  • ¿Qué has estado esperando para pedirle a Dios lo que estabas buscando?
  • ¿Cómo puedes llegar a ser más consciente de cómo Dios está cumpliendo con tus necesidades y responde tus oraciones?
Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author