Las salidas de los dos países también afectan a la Unesco financieramente, pues el órgano venía lidiando con dificultades desde 2011

Como se había anunciado más de un año, los Estados Unidos e Israel abandonaron oficialmente las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El principal motivo es el sesgo anti-Israel de la entidad.

Creada después de la Segunda Guerra Mundial para la promoción de la paz, la UNESCO, que tiene su sede en París, ha aprobado una serie de resoluciones en los últimos años en contra
de Israel e ignorando violaciones de países integristas islámicos.

Los ejemplos más notables fueron las resoluciones que acusan a Israel de “ocupar” Jerusalén Este, de cambiar el nombre a los lugares sagrados islámicos a términos judíos como el “Monte del Templo ” y para otorgar la plena adhesión a Palestina en 2011.

Brasil venía votando consistentemente a favor de todo esto en los gobiernos del PT y de Temer, pero tendrá un cambio radical, según lo anunciado por el presidente Jair Bolsonaro. Desde que Donald Trump asumió el gobierno, Estados Unidos exigió “reforma fundamental” en la agencia, lo que no sucedió. Las salidas de los dos países también afectan a la Unesco financieramente, pues el órgano venía lidiando con dificultades desde 2011, cuando tanto Israel y Estados Unidos dejaron de pagar las tasas anuales por no concordar con las directrices de la UNESCO.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, lamentó “profundamente” la decisión de Washington, que calificó como una “pérdida para el multilateralismo” y para la familia de las Naciones Unidas.

Fuente: Noticiacristiana

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest